(0034) 964837688 info@ gimeno111.com

Cada día son más las empresas que por motivos coyunturales diversos: ventas, fusiones, adquisiciones, ampliación de socios, expedientes de regulación, etc, se ven en la obligación de realizar profundos cambios estructurales. Del modo en el que la organización haga frente a estos cambios dependerá su continuidad y parte del éxito de su futuro corporativo.
Estos procesos de cambio se extienden a todo el conjunto de la empresa, desde las normas y políticas en base a las que se rige la compañía, hasta en elementos más vinculados con el factor humano. También pasan pasan por otros estamentos como son los proveedores y colaboradores y, por supuesto, los clientes, que no se pueden ver afectados por los cambios.
Para que el proceso de reestructuración mejore, se mantenga o, en el peor de los casos, merme lo mínimo la imagen y reputación de la empresa, debe saber adaptarse, aceptando las nuevas normas y comunicar de forma correcta para volver a encauzar el desenvolvimiento de la entidad hasta lograr de nuevo su correcto funcionamiento.

Desde nuestra experiencia como consultores de comunicación en proyectos similares, hemos detectado que uno de los puntos más importantes en esta situación de cambio empresarial es la comunicación, tanto interna, como con personas y organismos externos a la corporación. La comunicación se encuentra presente en todos los ámbitos en los que su mueven estos procesos corporativos de cambio en la empresa e involucra a todos los que pertenecen a ella, desde los directivos y accionistas hasta los empleados.
La correcta gestión y planificación de la comunicación en el marco de estos procesos, es necesario para garantizar la máxima estabilidad y flujo de información correcta a todos los públicos dentro de una corporación afectada por un cambio de situación coyuntural. Por ello es esencial contar con un departamento que se encargue de la comunicación organizacional de la empresa o contratar los servicios de consultores de comunicación profesionales para que desempeñen esta importante labor.

Si en una situación “normal” es importante contar con un equipo especializado en comunicación, en el supuesto de cambios corporativos se convierte en elemento indispensable. El departamento correspondiente o la consultoría de comunicación corporativa contratada, tendrá la misión de analizar y codificar toda la información proporcionada por la nueva directiva y hacerla llegar, por diversos medios, a todas las partes implicadas. También es fundamental que aporte su experiencia en estos casos y su visión desde un prisma externo a la compañía que permita analizar de forma más objetiva la situación y dar una visión concreta que permita la toma de decisiones correctas. Para ello, es fundamental un trabajo previo que se basa en la adquisición de un conocimiento de la política empresarial antes de los cambios, de elementos relativos a los mismos y planificar, mediante un conjunto de estrategias preestablecidas, la mejor forma de comunicar para hacer llegar el mejor mensaje, al público indicado en el momento justo.

La consultoría de comunicación corporativa debe conocer de antemano el comportamiento interno de la empresa, basado en la relación existente entre los distintos sectores de la corporación, así como con entidades y/o personas externas, antes del comienzo de los cambios. Esto será crucial para conseguir que, los mensajes que se encargará de transmitir sean creíbles e infundan confianza en los receptores. Los consultores de comunicación pondrán en marcha todos los medios a su disposición, e incorporarán aquellos que crean necesarios según el tipo de información que deseen transmitir y el alcance que busquen. Así, en la medida que se considere más oportuna, utilizarán boletines, tablones de anuncios, reuniones informativas, herramientas de comunicación con los medios de comunicación, herramientas de internet, etc, para informaciones públicas y para lograr un mayor alcance. En el caso de ser preciso una comunicación o diálogo más directo, individual o en pequeños grupos, recurrirán a una entrevista personal o focus con público específico, entre otros.
Con las nuevas tecnologías implantadas en prácticamente todas las empresas, se ha extendido el uso de Intranet para hacer llegar las comunicaciones de una forma rápida y eficaz, ya sea a un solo destinatario o a un grupo más amplio, pudiendo enviar más datos en menos tiempo, y convirtiéndose así en una herramienta muy útil para mantener la información mucho más actualizada.
Desde la experiencia que hemos adquirido en Gimeno 111 gracias a proyectos de este tipo en los que hemos participado, los consultores de comunicación se convierten, de esta manera, en compañeros de viaje durante las situaciones de transición y cambio, proporcionando de manera clara, y a través de nuestra experiencia y de estrategias adaptadas a la empresa, una comunicación multidireccional que busca el logro de los objetivos corporativos de la forma más ágil y eficaz.